• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon

Tel. 2566-0202 | Whatsapp: 94368950 | asuntosgremialessps@cichorg.org

Col. El Pedregal, ave. José Antonio Peraza, frente a la entrada de emergencia del Hospital Mario Catarino Rivas

Entrevista con Amílcar Salinas, experto en hidrología: "Para reducir el riesgo a inundaciones es necesario aumentar el presupuesto de los proyectos"

November 2, 2017

Amílcar Salinas es ingeniero civil con más de 27 años de experiencia. Actualmente ocupa el cargo de vocal 1 en la junta directiva 2017-2019 del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras, Capítulo Noroccidental.

 

 

San Pedro Sula, Honduras.

 

¿Cómo llegó a especializarse en Recursos Hídricos?

Finalizando mis estudios de ingeniería civil en la Universidad Autónoma de Honduras (UNAH), tuve la oportunidad de ganar una beca para estudiar en Inglaterra la especialidad en recursos hídricos, logré conocer diferentes aspectos de la hidrología y drenaje pluvial. Cuando regresé a Honduras inicié a trabajar con el ingeniero Ramón Paz, quien es una eminencia en este campo y muy conocido en todo el país, junto a él aprendí más sobre este rubro. Además, trabajé por un tiempo en la Comisión del Valle de Sula y formé parte del grupo que dio seguimiento al estudio del drenaje del valle.

 

Actualmente, la población hondureña ha sido fuertemente afectada por inundaciones. ¿Cuál es el principal factor que nos hace tan vulnerables?

Todos los países están expuestos a efectos negativos por fenómenos meteorológicos. Hace poco vi un video de una inundación en el desierto, así que ningún país deja de estar expuesto a esto. También, un ejemplo son los polos Norte y Sur, aunque reciban grandes cantidades de agua son impenetrables y esto no quiere decir que estos lugares no existan inundaciones; ellos regulan el comportamiento de la atmósfera.

 

Pero para analizar el factor principal, nos remontamos a los fundadores de nuestro país, no sé cómo hicieron o que métodos utilizaron los colonizadores para elegir los lugares principales de las ciudades; por lo general, plazas o parques fueron construidos en buenas ubicaciones y es muy raro que se inunde la catedral o el parque central de una ciudad, porque estos sitios fueron elegidos muy bien.   

 

El crecimiento de la población ha llevados a los pobladores a distanciarse del centro de la ciudad, sin darse cuenta que habitarían lugares peligros para vivir, tanto por inundaciones, deslaves y otros riesgos que pueden terminar con la vida humana. Por esta razón, ahora creemos que hay más escenarios de inundaciones, porque al construir en sitios donde ya existe una quebrada, no debe extrañarse después que el agua corra por la calle; es el caso de muchos centros comerciales construidos sobre un río.

 

¿Cómo podemos construir edificaciones que ayuden a mitigar el impacto de las inundaciones?

Aumentando los presupuestos de los proyectos que se desarrollan, pero en nuestro país no es considerado a plenitud, se hace a medias. Por lo tanto, postergamos y se toman cartas en el asunto hasta que el problema se agrava.

 

Sabemos que hay una economía difícil en el país, no se tiene el dinero para todo lo que se necesita construir, estamos en un proceso de desarrollo. Aparte de eso, luchamos contra el vandalismo, porque en nuestra cultura la gente utiliza los bordos de contención para construir viviendas y esto debilita las obras de protección.

 

¿Qué tanto nos afectan las nuevas construcciones?

Los desarrolladores desean hacer carreteras, puentes, complejos, modernizar la ciudad, etcétera. Mientras que los ambientalistas desean que se respete la naturaleza. No digo que no se puedan crear obras, sino que se debe tomar las medidas adecuadas para construir en nuestro hábitat.

 

El desarrollo tiene que ser completo. Si en una obra se utiliza el 70% de una hectárea, se deja el 30% de áreas verdes y el 70% del área que se impermeabilizó ya no se filtrará el agua en la tierra, esa agua lluvia puede caer a una fuente natural, pasando por un canal abierto o conducto. Es favorable cuando el intermedio es un canal abierto, pero si se necesitará colocar un tubo, el presupuesto se eleva, entonces deciden que una parte cruce por el conducto y la otra por la calle, esto se convierte en una economía falsa porque la naturaleza va pasar factura en cualquier momento y el costo será mayor.

 

En los nuevos proyectos, la alcaldía ha tomado acciones muy favorables en cuanto a los diseños de drenaje y es necesario dar prioridad a los trabajos que se hicieron antes y que aún no se han completado.

 

¿Qué acciones deben tomarse en los lugares altamente vulnerables?

El año pasado trabajamos en un estudio con un grupo de profesionales en diferentes municipios de la región 1, entre los cuales  se incluyó el sector Rivera Hernández de San Pedro Sula, logramos definir una cota de inundación potencial relativamente alta, porque en estos momentos un bordo del margen derecho del río Bermejo hasta llegar al bordo de Chotepe, sólo funciona para la margen derecha, que al romperse o fallar, estas colonias se van inundar.

 

Parecido al caso del canal Maya, a simple vista se cree que están protegidos al 100 % pero este bordo, como toda estructura está sujeto a la falla y tiene un límite de garantía, en cualquier momento se pueden generar grietas o cualquier otro deterioro fortuito y dejar muchos damnificados en cualquier evento de crecida.

 

¿Por qué se ha descuidado el tema de los bordos?

Los bordos son una estructura no convencional para las planicies pluviales, adversa al flujo, que lo único que hacen es estrangular el flujo y provocar el efecto de remansar el agua, por lo tanto, levanta los niveles del agua y se generan inundaciones que no se miraban antes, producto de la construcción del mismo. Hay un costo en la construcción de un bordo y si deseamos ser formales se debe dejar un buen presupuesto para el mantenimiento del mismo. En conclusión, si el bordo tiene un buen diseño y al finalizar la obra se le da el mantenimiento requerido; inspección rutinaria, calidad de superficie, crecimiento de vegetación y se evita el pastoreo de ganado, se tendrá un bordo en buena calidad y un nivel de protección bastante confiable, pero nuca debemos creer que será al 100%.

 

Un mensaje para los ingenieros civiles

Cualquier profesional que se propone a desarrollar un proyecto debe ser muy transparente y no autoengañarse en el costo real del presupuesto; además, incluir los factores climáticos con las obras necesarias para no alterar las condiciones naturales.

Share on Facebook
Share on Twitter