• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon

Tel. 2566-0202 | Whatsapp: 94368950 | asuntosgremialessps@cichorg.org

Col. El Pedregal, ave. José Antonio Peraza, frente a la entrada de emergencia del Hospital Mario Catarino Rivas

Oportunidades y retos de la ingeniería civil para la Honduras del siglo XXI

Gracias a su posición geográfica privilegiada, la república de Honduras cuenta con un sin número de oportunidades inigualables, especialmente en el sector de infraestructura masiva. En el sector transporte sus puertos marítimos son capaces de alojar barcos de diverso calado con enorme potencial de expansión estructural.

 

 

En el ámbito aéreo existen y se proyectan aeropuertos aptos para aeronaves de varios tipos y usos. Diversas carreteras interconectan su  territorio con Centroamérica entera. En el Sector Energía muchos aerogeneradores captan sigilosamente el viento poderoso e invisible, así como extensas cortinas de concreto  existentes y en construcción se abren paso entre rocas y peñascos para la generación activa de energía hidroeléctrica. Miles de celdas fotovoltaicas absorben los rayos solares transformándolos en energía limpia; Millones de decalitros de agua fresca resguardados en su subsuelo se hallan listas para aplacar la sed de las millones de almas que con fervor, habitan y aportan con sus manos laboriosas al crecimiento magnífico de éste rincón divino llamado Honduras.

 

 

A pesar de sus múltiples bondades y abundantes recursos naturales, estamos atravesando retos ineludibles. El aumento demográfico, la disminución productiva de su tierra cultivable, el consumo desmedido y acelerado de sus recursos, la sobreoferta laboral contra la supra demanda nacional, el cambio climático, la fragilidad interinstitucional, la construcción informal, el ejercicio ilegal de la profesión, la usurpación de funciones, la galopante inseguridad, entre otros, que obligan la migración masiva de grandes talentos de nuestra país.

 

Ante estos desafíos y en el ámbito de nuestras competencias profesionales, nos preguntamos;  ¿Cómo podemos aportar a nuestra nación?

 

Los ingenieros civiles hondureños están académicamente aptos para enfrentar estas complejas situaciones. Sus competencias actuales aunados a su profundo compromiso de servicio al país, los hacen idóneos para aportar hacia la resolución de estos retos. Como esenciales agentes de cambio están capacitados para dar un giro positivo a ésta taciturna y creciente realidad que nos rodea.

 

Debemos pues, identificar con exactitud soluciones precisas a problemas específicos, y resolver con acertada decisión lo que nos atañe como profesión.

 

Garantizar un abastecimiento de agua potable, accesible, sostenible, suficiente y seguro para nuestros compatriotas. Mitigar los efectos nocivos del cambio climático y reforzar la producción y resguardo de nuestros acuíferos y otras fuentes productoras de agua. Diseñar y construir obras útiles mediante normativas técnicas acertadas, apegada a nuestra realidad geográfica. Construir obras robustas, resilientes, y duraderas. Ampliar la capacidad de nuestros puertos, aeropuertos y carreteras para garantizar la movilidad y el flujo comercial de nuestra nación. Atestiguar y exigir que todo proceso de licitación pública o privada sea transparente, apegado a la ley sustantiva vigente, y rinda cuentas.

 

 

Además, garantizar que toda inversión sea eficientemente plasmada en obras de altísima calidad y utilidad, y cuyos propósitos sean congruentes con sus usos. Y sobre todo, debemos cuidar que todo profesional universitario egresado y colegiado que digne pertenecer a éste noble gremio; diseñe y construya con la equidad y la ética que el país entero espera de ellos.

 

Al final del día, somos quienes transformamos el entorno en obras útiles para nuestras futuras generaciones.

 

Tomemos pues las riendas de nuestro destino, y aspiremos a diseñar y construir un país cuyas obras civiles sean justas, provechosas, y equilibradas. Sabemos los enormes sacrificios de tiempo, distancia y familia que nos aguarda, pero como ingenieros abnegados y comprometidos con nuestra patria, prevaleceremos! Seamos pues colegas, congruentes a nuestra profesión.

 

Con fe y optimismo, sigamos construyendo la Honduras que todos merecemos.

 

Adelante Ingenieros Civiles. ¡Dios Bendiga Honduras!

 

 

¿Que otros retos crees que enfrentamos?

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes